Portal Web de la UNELLEZ - Venezuela. Dirección: Av. 23 de Enero, Redoma de Punto Fresco, Sede UNELLEZ - Barinas. Rif G-20007705-0 Teléfono 0273-5302111

-
  • 1

La ruta de este artículo comenzó tiempo atrás cuando inicié una maestría en el Centro de Investigaciones Etnológicas de la Universidad de Los Andes y coincidí con un proyecto de investigación emprendido por antropólogos e historiadores que se ha planteado comprender los procesos etnohistóricos de los andes venezolanos, objetivo que los llevó a desplazarse hasta la geografía del pie de monte barinés, donde justamente habíamos venido haciendo un trabajo de actualización de los registros arqueológicos de la zona.

Uno de los aspectos altamente valorados es esos territorios ha sido la tecnología aborigen que permitió el desarrollo de una agricultura intensiva heredada por comunidades indígenas y campesinas actuales, tanto en los andes cono en las zonas de transición hacia las grandes planicies. En esa búsqueda estábamos cuando la UNELLEZ incorporó la Organización Social de la Producción (OSP) como materia transversal en toda su oferta profesional y paralelamente el convenio Bilateral Venezuela Cuba se hizo presente en el estado Barinas, junto a la política del gobierno venezolano de impulso a la organización de Núcleos Endógenos de Desarrollo Agrícola (NEDAS); esta feliz coincidencia estaba cargada de un alto contenido cultural al requerirse de actores sociales en los que habría de operar un proceso de valoración y reapropiación tecnológica en el marco de una visión de país que estaba siendo confrontada por fuertes valores totalmente opuestos.

Nos involucramos en esta experiencia de la mano de la metodología etnográfica, intentando hacer un registro del proceso de apropiación tecnológica que está presente en los enfoques agroecológicos que se impulsan en la actualidad, aunque eso de las rutas metodológicas siempre se ven confrontadas por la fuerza de la realidad que terminan llevándote hacia rutas más allá de las previstas, más aun en los terrenos de la agroecología y el desarrollo endógeno que son dos nociones de alto contenido político, por lo que su activación conduce hacia un proceso de doble direccionalidad. Por un lado estimulan la valoración y re-a propiación tecnológica de los aportes aborígenes y campesinas, que han sido disminuidas y marginadas por los principios de la revolución verde, impulsora de la agriculturas de gran escala que utilizan agroquímicos de alto impacto en nuestros suelos, aguas y organismos; principios reforzados por el desarrollo de la biotecnología transgénica de mortales efectos para la vida en el planeta; por otro lado estas nociones abren la posibilidad de incorporar a nuestra agricultura técnicas productivas nuevo cuño como las desarrolladas en la experiencias cubana, colombiana y la nuestra propia.

De manera que desde una experiencia académica decidimos incorporarnos emprender una experiencia comunitaria de noble intención pero de duros enfrentamientos académicos y políticos, por aquello de las visiones del desarrollo productivo y social que ha nos permitió verificar la permanencia del discurso de la exclusión que pesa sobre amplios grupos sociales en nuestro país quienes siguen atentos y a la espera de su reivindicación en estos tiempos de transformación.